Tamaño de letra
Interlineado
Espacio entre palabras
Color de fondo y texto de la página

La tumba del soldado

El vencedor ejército la cumbre
      salvó de la montaña,
y en el ya solitario campamento
que de lívida luz la tarde baña,
      del negro terranova,
compañero jovial del regimiento,
      resuenan los aullidos
por los ecos del valle repetidos.

Llora sobre la tumba del soldado,
y bajo aquella cruz de tosco leño
lame el césped aún ensangrentado
y aguarda el fin de tan profundo sueño.

Meses después, los buitres de la sierra
      rondaban todavía
el valle, campo de batalla un día;
las cruces de las tumbas ya por tierra...
      Ni un recuerdo, ni un nombre...
¡Oh!, no: sobre la tumba del soldado,
      del negro terranova
      cesaron los aullidos,
mas del noble animal allí han quedado
los huesos sobre el césped esparcidos.

1874

 

Pertenece a: Poesías Completas de Jorge Isaacs. Estudio preliminar de Baldomero Sanín Cano, Barcelona, Casa Editoria Maucci, 1920.Recuperado de http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-tumba-del-soldado/html/

Cargando...
Cargando...

Eventos

  • octubre
Acerca de este Portal Nexura